lunes, 21 de mayo de 2012

TOCAMIENTOS EN EL METRO

Esta mañana mi amo me ha despertado a las 7, normalmente nos despertamos a las 8, me ha pedido que le prepare el desayuno, me he dirigido a la cocina y me he puesto el delantal como a él le gusta, desnuda y con mis tetas asomando por encima del mandil y apretujadas entre los tirantes. Le preparo el café y dos tostadas. Cuando viene a desayunar se sienta, mira satisfecho que me he puesto el delantal a su gusto.  Le sirvo el café y le acerco las tostadas mientras el me acaricia el pezón.
-Ven aquí.
Me acomoda entre sus piernas y se desabrocha el batín mostrándome su polla.
- Aquí tienes tu desayuno perrita. Cómetela.
Comienzo a chuparle el rabo y lamerle los güevos, mientras el desayuna y me cuenta los planes que tiene preparados para mi.
- Hoy vas a venir conmigo. Te he dejado lo que debes llevar puesto sobre la cama. Hoy me vas a demostrar que eres una buena perra. ¿Entendido?
-Si..se..ñor..
-Sigue lamiendo puta, y escucha. Cuando terminemos de desayunar, voy a encargar de vestirte, pero no quiero quejas de ningún tipo. Vamos hacer un viajecito en metro, a las 8 es hora punta ¿sabes? Segun te comportes hoy podremos ver si por fin me vas a servir para algo más que para lamerrr...rme lossss gueeevooosssssssss.....
Se corre en mi boca.
-Ahhh... Bien hecho putita.

Me lleva al dormitorio y veo que sobre la cama  hay una falda de flores y una blusa amarilla con un amplio escote.
-Ven aquí.
Me acerca a él y me quita el delantal. Coge un bote de aceite corporal y me extiende una abundante capa sobre las tetas, hasta que estan bien empapadas. Agarra la blusa y me la pone. No llevo sujetador y el aceite hace que la blusa se adhiera a mi piel. La blusa me queda estrecha, el escote es mucho mas grande de lo que pense en un prinncipio, tira de la blusa hacia abajo y las tetas me asoman tanto que esta apunto de verseme los pezones pringosos de aceite y que se transparentantan a traves de la fina tela amarilla.
Luego me pone la falda, no llevo ninguna ropa interior, y la tela de la falda es tan vaporosa que en cuanto haga una leve brisa se me va a ver todo. Luego me calza unos zapatos de tacon alto. Me lleva frente al espejo y me peina una coleta, haciendo que el escote quede totalmente al descubierto. Tira un poco mas de la camisa hacia abajo, pasa su mano por el pecho y me pellizca el pezon.
-Estas tan guapa... - mete la mano por debajo de la falda y acaricia mi culo- estas preparada.

Salimos de casa y bajamos la calle andando. No hay mucha gente en la calle, pero los pocos hombres con los que nos cruzamos siento que me observan. son las 8:15 cuando bajamos las escaleras del metro. Entramos en un vagon de la linea 6.
- Escuchame- me susurra- yo me voy a sentar , tu te quedas de pie. En las siguientes paradas va a entrar mucha gente. Pase lo que pase no te muevas. Te van a observar, puede que alguien se te acerque, incluso que te toquen o intenten acariciarte. No te muevas, ni se te ocurra alejarte, ni cubrirte. Yo estaré observando. No te va a pasar nada, estoy aquí mismo. Si lo haces bien te premiaré, te lo prometo. No me defraudes.
- No Señor.
- Buena chica.
Se sienta y yo hago lo que me dice.
En las siguientes  paradas el tren se llena. Mucha gente veo que me observa. Bajo la cabeza y decido esperar y que pase el tiempo. Siento como varios hombres me miran el escote fijamente, todos adivinan que no llevo sujetador y en cada arranque brusco del tren esperan que se me salga un pezon por encima del escote, pero no ocurre. Busco al amo con la mirada. No me quita los ojos de encima, tiene una mano dentro del bolsillo, y la mueve suavemente, se esta acariciando. Eso me excita. Esta contento. De pronto alguien se me pega por detras, es un hombre bastante mayor. Alarga el brazo para agarrarse en la barra y lo hace, me toca con disimulo un pecho. Disimula como si no se diera cuenta, pero yo sé que lo ha hecho a drede.  No me aparto. Ahora el esta a mi lado y su brazo pegado a mi cuerpo con el traqueteo del tren, y sin poder moverme, mis tetas rozan su brazo, siento sus ojos puestos en mis pezones transparentados bajo la blusa. No disimula me mira con descaro. La puerta del metro se abre y entran un par de personas. No nos afecta, pero el se apretuja contra mí, como para dejarles sitio.  Le tengo completamente pegado. aprovecha el movimiento del tren y la multitud de la gente para rozarme con la bragueta. Me da leves golpecitos. Mis tetas estan basicamente sobre su brazo, que mueve levemente acariciandose con ellas. Yo sigo aguantando sin apartarme. Le miro de reojo, es un señor muy mayor, parece un jubilado, esta calvo y un poco gordo. Su brazo es bastante peludo. Siento su cara de sorpresa al ver que yo no me muevo y una mueca parecida a una sonrisa se le pone en los labios. Se acerca un poco mas, y siento su respiracion sobre mi. Desliza el brazo que agarra la barra para meterse la mano en el bolsillo, pera esta vez el tocamiento es menos disimulado incluso siento como un de sus dedos me aprieta un pezon. Mueve la mano por debajo, no se que esta haciendo, no se si va a sacar algo del bolsillo, pero enseguida vuelve a subir la mano para sujetar la barra, lleva la mano vacia, pero esta vez no roza la mano, sino que restriega conscientemente su mano contra mis tetas e incluso agarra una antes de llegar a la barra. Ya hay poco disimulo frota con el antebrazo mis pezones y de vez en cuando suelta una mano y me agarra una teta. De pronto saca la otra mano del bolsillo y se toca la bragueta, a continuacion pasa su mano por mi culo, y lo acaricia a conciencia, incluso me lo pellizca. Temo que adivine que no llevo bragas. Sube la mano por mi espalda y por debajo del brazo hasta que me agarra el borde de la blusa.  Tira levemente hacia abajo y ocurre, se sale media teta y con ella el pezon. Enseguida  pone su mano sobre la teta que agarra con fuerza y comienza a restregarse de abajo arriba, apretando mi cuerpo contra el suyo. Entonces lo noto, lo que hacia cuando bajo la mano, tiene la polla fuera del pantalon y la restrega contra mi cuerpo. Siento como se le esta poniendo dura por momentos. Se suelta de la barra ycomienza a menearsela, la restriega en mi cadera, sigue agarrando mi teta, apretándola, jugando con mi pezon. Siento su polla gorda sobre mi, se mueve sobre mi. Entra el tren en una estacion y mi amo se levanta me agarra del brazo y sale tirando de mi con fuerza fuera del tren, me lleva hacia el final del anden y me abraza con fuerza.
- Ya está. Lo has hecho muy bien. ¿Estas bien?
- Si señor.
- Buena puta.
Me besa y saca del bolsillo 150€.
- Toma, comprate un vestido sexy, esta noche salimos a cenar. Hay que celebrarlo. Lo has hecho muy bien. Mi putita....
Vuelve a besarme y se va a trabajar. Estoy contenta.

1 comentario:

  1. Menudas experiencias. En que metro puedo encontrate mi amor??

    ResponderEliminar